No Creáis a Todo espíritu…

Ahora que salió a relucir el diezmo y la ofrenda debido a los cambios a causa del contagio covid-19, no faltan contenciosos que quieren cruzar la t’ y ponerle el punto a la i’. De todos modos, no somos contenciosos. Pero el dar diezmos y ofrendas tiene mucho más que ver con la eternidad que con la Ley de Sinaí. Es un asunto de honor que se demostró antes de Moisés, por medio de Abraham y Jacob, por mencionar el principio. Y que quedaría mucho después; es más, se convertiría en la naturaleza de todo hijo e hija de Dios. La carta a los Hebreos menciona el diezmo de Abraham siete veces, de hecho en el capítulo siete. Tipificando en Melquisedec quien lo recibe, y representando a Aquel que vive para siempre. El diezmo, más que un mandamiento, es una bendición con repercusiones eternas. El Espíritu Santo y con quien hemos sido bautizados y sellados por fuego, da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, y si hijos entonces también herederos de todas Sus promesas. Como hijos es un honor poder traer nuestros diezmos y ofrendas a la casa de nuestro Padre celestial, el Eterno. No confundamos esto con la bendición de traer en ocasiones una ofrenda para los santos, como pidió Pablo. No saquemos la Palabra de su contexto. Apliquemos la formula de Dios y todo cuadra perfectamente. Aun así, Dios ama al dador alegre. Si no te nace traer tus diezmos y ofrendas a la Casa de Dios, entonces no lo hagas. Dios no necesita más bendición y honor de la que le pertenece a él por atributo divino. No obstante, lo que fue presentado en el altar no era para Su uso personal. Era para regresártelo a ti y a tu familia, multiplicadamente. Obediencia quiero, no sacrificio, dice el Señor.

Un Día a la Vez…

Domingos 10:00am – Una Hora especial… lectura Palabra, acción de alabanza y gratitud, la bendición sacerdotal. Salmos 116 en acción, porque la indignación (Is. 26:20, 21) está trayendo mortandad sobre la tierra. Pero tú oh, Jehová, guardarás en completa paz a todo aquél cuyo pensamiento en ti persevera…tú le guardarás. La situación con el contagio continua cambiando cada día, y cada día que pasa le damos gracias a Dios por el día siguiente.

FNB Acepta Depósitos…

Diezmos y Ofrendas 2020:

Dada las circunstancias con el COVID-19 la Iglesia Triunfante a establecido una página especial donde los miembros y amigos de la congregación puedan depositar sus donativos para el patrocinio del ministerio. El First National Bank de Alamogordo (FNB) no se opone a los depósitos individuales hechos directamente a través de sus dos ramas -drive-thru- (10st & Delaware y White Sand Blvd adyacente al Mall). El nombre Iglesia Triunfante o ITAD necesita estar escrito al frente cuando el depósito sea por cheque. En la parte posterior de su cheque, escriba ITAD con cuenta # 18970701 despues de firmarlo y antes de depositarlo. Copia del ‘deposit slip’ está incluida en el siguiente post.

Recomendaciones Debido al Covid-19

Saludos a miembros y amigos de la Iglesia Triunfante de Alamogordo. Debido a la crisis mundial por la que todos estamos pasando, y a la dificultad y la preocupación justificada y existente del momento, hemos añadido en esta página un portal seguro por PayPal para enviar donativos. La contabilidad acostumbrada se continuará llevando a cabo en nuestro departamento de finanzas y los recibos estarán disponibles de la misma manera. Agradecemos su fiel patrocinio y más aun durante estos momentos extraordinarios, donde la Iglesia Triunfante también reconoce que funciona como cualquier otro negocio de la comunidad. Incluimos además la dirección postal de la iglesia la cual es segura: Iglesia Triunfante PO Box 601 Alamogordo, NM 88311. Gracias.